EL QUIJOTE DEL MAR
  Aún el gallo no ha cantado
y él ya está desesperado
por volver al mar
Son ochentaitantos años de su vida
Se levanta aún cada día
Sueña siempre con pescar.
En algún lugar del puerto
lo verás contar sus cuentos
sólo habla del mar
Otros pescadores dicen:
“es un loco”
Decir eso cuesta poco
no conocen a Ramón.

Es que Ramón es un Quijote
Es el Quijote del Mar
Puede más su fantasía
que la misma realidad.

Como él en Finisterre quedan pocos
Ellos suelen solo hablar
con los fantasmas del mar
Cuando el cielo se enfurece con las olas
toman vida sus memorias
y comienza a alucinar

Hoxe pescarei pragos, sargos,
calamares, rodaballos, maragotas
bruxas, pintos
fanequiñas ou robalos.

Es que Ramón es un Quijote
Es el Quijote del Mar
Puede más su fantasía
Que la misma realidad.

En un mundo que no sabe lo que quiere
soñar el lo que mantiene
a Ramón como a un chaval.

Algún día, cuando ya no esté
presente reconocerán por siempre
que su gran pasión fue el mar.
Es que Ramón es un Quijote
Es el Quijote del Mar
Puede más su fantasía
Que la misma realidad.